lunes, 9 de marzo de 2009

Disculpas

Las que tengo que pedir a todas y cada una de las personas a las que debía haber invitado personalmente a la inauguración. Sé que no es suficiente pero lo único que puedo decir a estas alturas de la película es: ¡LO SIENTO!. Conforme hago el repaso de las caras amigas que me arroparon y echo en falta a quien no podía venir, me doy cuenta de quien no vino sencillamente porque no sabía ni el día ni la hora. Un horror. No se puede ir con tanta prisa y con tantos nervios. ¿Debería hacer una reinauguración? ¡Seguro que me volvía a dejar a alguien! Os pido que aceptéis mis disculpas y que os paséis por la tienda, que un corazón de bombón os está esperando.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...